«

»

mar 29 2017

MIL Y UNA RAZONES PARA DECIR SÍ A LA POESÍA.

Hoy, 21 de marzo, día internacional de la poesía, el IES FÉLIX DE AZARA SE VISTE DE POESÍA. Alumnos y la profesoIMG_20170321_100849ra Pilar Gracia han engalanado algunas de las aulas con una rica miscelánea de versos seleccionados por los ellos.

Nuestro circuito poético comienza en el parque Rosalía de Castro, sito en el aula de 1º C de ESO, donde un nutrido jardín permanece a la espera de que tú, intrépido alumno, despliegues los versos que anidan en la variedad de sus flores.

20170321_124807

 

Prendidos de mariposas multicolores, otros versos emprenden el vuelo en el aula de 4º E, acompañados de un rotundo “SÍ A LA POESÏA”.

 

 

Y ya nuestro vuelo poético toma asiento en el aula de 1º de Bachillerato B-C, donde los alumnos de Literatura universal os dan a conocer, si os acercá20170321_124215is un momento, su particular manifiesto poético.

IMG_20170403_122531

 

 

Si sientes como cierto algo de lo que aquí te insinuamos, nos daremos por satisfechos. Quizá logremos así un poco de lo que Vicente Huidobro señalaba en su “Arte poética”:

 

 

 

Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

 

Este es nuestro manifiesto. ¿Por qué sí a la poesía?

Porque la poesía es necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

 

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

                                                  Gabriel Celaya, “La poesía es un arma cargada de futuro”.

Como una misantropía necesaria

para la armonía del conjunto.

Imposible como amar a los hombres.

Como no amarlos.

Poesía porque todos los días llueve

poesía como un neón que aún centellea.

Porque aún tenemos miedo

desechados en el presente

pero no sabemos de qué.

Poesía como una especie de victoria sorda

porque alguien tiene que dar forma

a las cosas

que no tienen forma.                                                                                             Andrea Tío

20170321_124203

 

Porque eres la más prodigiosa de las revoluciones.                                             María Aller

 

Porque está entre nosotros.

Es un regalo que podemos compartir.

Nos mejora mientras aprendemos a vivir.                                                    Oana Elena Soaita

 

Porque nos hace ser quienes somos en realidad.                                             María Gil

Porque los versos nos hacen pasar de lector a poeta,

porque poesía somos todos.                                                                            Ana Legarre

 

 

Porque le da color a una vida de monotonía.                                                Dayana Berríos

 

Porque la poesía es el arte más placentero y sublime engendrado por el ser humano, digno tanto del creador como del receptor de esta insólita belleza lírica.

Porque es  el lenguaje del alma, el dialecto de las pasiones, el mayor fruto del saber.

                                                                                                                        Sergio Badules

Porque es un tobogán de emociones. Nada sienta mejor que empezar a leer frases inspiradoras para extraer de cada una de ellas soluciones para canalizar a tiempo la intensa lluvia de emociones que nos suelen atravesar esporádicamente con fuerza.

Porque nos ayuda a evadirnos de las anormalidades que retumban una y otra vez en nuestras mentes o simplemente al abordar nuestros conflictos internos.

Porque es la varita mágica que alivia nuestros días.                                         Lorena Mateo

20170321_124226

No te pierdas “La primavera de los poetas”, por María Aller Pena:

Podrán cortar las flores,

pero no podrán detener la Primavera.” (Pablo Neruda)

Cae una hoja al suelo, el viento la lleva, y pienso en ti, poesía, hoy y siempre, tú que eres todo y nada, efímera e inefable como sólo tú sabes serlo.

Eres la primavera que el mundo aspira profundo cada día, hogar y tierra donde nacen las flores y brotan los frutos desde lo más íntimo de sus raíces, para todos aquellos que te cosechan únicamente para poder sentirse, para poder sentirte.

Eres la lluvia de los que lloran leyéndote, de los que lloran escribiéndote y de los que, muertos en vida, creyendo estar vivos no te conocieron.

Eres el susurro del mundo, eres la voz y el grito que pide ayuda, igualdad, revolución, empatía, paz y sobre todo verdad.

Eres el más bonito desastre o arte que un día alguien, palabra recién nacida, fue capaz de crear.

Eres la más maravillosa serendipia que un día los poetas pudieron encontrar, espíritu y materia fundidos como por arte de magia.

Querida poesía, fiel compañera de viaje, buena compañía siempre de la soledad. Gracias.

Gracias, por ser la luz de aquellos que viven en su oscuridad elegida, nostalgia o suicidio, por ser el salvavidas… la medicina de los que no se encontraban en este mundo hasta que tú llegaste.

 

No eres solamente colección de palabras, eres colección de sentimientos, de suspiros y de esperanzas, de palabras necesarias que gritan y al mismo tiempo callan para no tocar fondo, para no perder el alma.

Gritas respuestas y preguntas, pero, sin embargo, callas silencios y declaraciones que nunca fuiste o nunca quisiste ser, o no fuimos capaces de decir. Siempre garganta en cualquier orilla.

Qué complicada eres, poesía; sin embargo, qué bonito y maravilloso es complicarse, salir de las sombras descubriéndote y descifrándote frente al cerrado horizonte ciego.

Dicen que eres la esencia de la vida, el elixir que necesitamos para sobrevivir a esta sociedad que, poco a poco, se marchita y se ahoga cobarde en un mar injusto que desborda gota a gota.

Yo, poesía, sigo creyendo en ti, sigo pidiéndote cada día, porque eres la única forma que tenemos de que nos escuchen aquellos que se intentan hacer los sordos.

Porque eres la más prodigiosa de las revoluciones.

Porque eres la puerta abierta por la que los pájaros escapan de su jaula.

Escúchate, querida, porque dentro de ti solo hay silencio de aquellos sueños rotos que nunca pudieron cumplirse o tal vez sólo hay el sonido de la risa y los llantos de felicidad de aquellos que decidieron escribirte un día de primavera.

Poesía, tú que has alimentado a los más grandes de la literatura, que has conocido a Shakespeare, a Lorca, a Neruda, a Pizarnik o al gran Benedetti, no cuestiones tu valor, no te desangres en heridas que no precisan cura, no sigas buscando mudas respuestas.

¿Aún no sabes quién eres Poesía?

¿Y TÚ me lo preguntas?

Poesía soy YO. Somos TODOS. Es la propia VIDA, “necesaria como el pan de cada día / como el aire que exigimos trece veces por minuto”, como escribió el maestro Celaya.

La primavera de los poetas florece imparable entre la tierra y el cielo, encontremos un instante para que la Poesía anide hambrienta en nuestros corazones.

Y un deseo…

“La primavera ha venido
dejando en el olivar
un libro en cada nido.
Vivir leyendo, leyendo
mientras la paz en el mundo
no se nos vaya muriendo.
Paz, paz, paz para leer
un libro abierto en el alba
y otro en el atardecer”.  (La primavera ha venido – Rafael Alberti)

Por más años saboreándote, AMIGA.

¡FELIZ DÍA DE LA POESÍA!

20170321_114227       20170321_124445